Archivo de la etiqueta: inteligencia emocional

¿Seres emocionales: fortaleza o debilidad?

f90d21f79413408e34d3e9e0411dd2e1d78ca0c6

Siguiendo con temas que me son comunes de escuchar en la consulta, está el tema de la emocionalidad.

Socialmente, ser una persona emocional está “mal visto”. Las personas llegan y comentan como ocultan sus emociones, separan sus sentimientos, no le cuentan a los demás cómo se sienten y cuando tienen “expresiones emocionales” son intensas y en ocasiones, hacen daño a quienes no querían.

Y esa es la paradoja, el esfuerzo realizado por nosotros para ocultar lo que sentimos, para “no enojarnos” “no estar tristes”, es lo que justamente hace lo contrario: nos empezamos a sentir molestos sin saber por qué o empezamos a sentir que disfrutamos menos de lo que antes nos gustaba.

Es allí donde deseo rescatar el concepto de “inteligencia emocional”. Muchas veces he dicho a padres y madres: “su hijo es emocionalmente muy inteligente, tiene gran capacidad para conocer lo que siente y lo que sienten ustedes”; a lo cual se sorprenden, ya que se relaciona la inteligencia con lo académico. ¿Qué es lo que sucede que de niños y niñas tenemos una gran capacidad emocional y conforme crecemos disminuye?

Socialmente se nos inculca que no debemos ser así y esto es lo que actualmente genera grandes dificultades en manejar las situaciones actuales.

La inteligencia emocional es la capacidad de las personas de:

  • Reconocer sus emociones: No es solo saber el nombre de la emoción, sino saber que se está sintiendo.
  • Reconocer cómo reaccionan ante esas emociones: La frase “las emociones me manejan” no es cierta. Las personas podemos saber cómo reaccionamos según cada emoción, es parte del autoconocimiento.
  • Identificar cómo manejarlas: Tal como lo muestra claramente la película “Intensamente” ninguna emoción es “mala”, pero la presencia constante de una única emoción es lo que puede dar cabida a una depresión, ansiedad generalizada o ira. Por lo tanto, como personas podemos saber cuándo necesitamos ayuda con el manejo de una emoción.
  • Reconocer las emociones en otras personas: Como seres sociales, tenemos la capacidad de saber cuando otra persona se siente alegre, triste, enojada, etc.
  • Ayudar a otros a reaccionar ante las emociones: Una labor que por ejemplo tienen los padres y madres con sus hijos.
  • Comprender cómo se relacionan entre sí: Quizás es lo más complejo. Como seres humanos, podemos sentir muchas emociones a la vez y en ocasiones, no comprendemos como se relacionan ellas entre sí. ¿Cómo sentir alegría y tristeza a la vez? Ejemplo: Un ascenso laboral. Me puedo sentir alegre por mi ascenso pero triste por dejar a mis compañeros actuales.

Por lo tanto, así como se recomienda ejercitar constantemente la “mente” mediante el estudio, el cuerpo mediante el ejercicio, no olvidemos ejercitar nuestra inteligencia emocional, cuyos efectos se verán en el hogar, el trabajo, la comunidad y a nivel personal.

Basado en: Goleman, D. (1996) Inteligencia Emocional. Editorial Kairos.

Si tiene alguna duda, comentario o desea asesoría profesional en el tema, no dude en contactarnos.

Milena Chacón Retana – Psicóloga/ Código: 7575/ framchar5@gmail.com

Anuncios
Etiquetado , , , ,