Archivo de la etiqueta: género

Género en Terapia

dreamstime_xl_29690676En la consulta psicológica con personas adultas jóvenes y en mediana edad me he dado cuenta de la diferencia que se observan en las demandas y discursos de mujeres y hombres.

Y es aquí donde como terapeutas, debemos tener en cuenta los roles de género y cómo estos impactan en la manera que mujeres y hombres expresan sus emociones, resuelven los conflictos, elaboran las pérdidas, establecen relaciones interpersonales, asumen la maternidad o paternidad, entre otros.

El rol de género se refiere al conjunto de normas sociales y comportamentales generalmente percibidas como apropiadas para los hombres y las mujeres en un grupo o sistema social dado en función de la construcción social que se tiene de la masculinidad y femineidad. Lo importante es entender que es algo social y cultural, que no es biológico, ni genético y por ende, puede transformarse.

Dentro de los mitos que he logrado derribar desde mi experiencia se encuentra el de que los hombres no asisten a consulta, ya que una gran parte de la población que atiendo son hombres que a través de masculinidades diversas luchan contra los estigmas que les impiden expresar sus emociones, llorar, duelar, sentirse mal.

En el caso de las mujeres, el espacio terapéutico se convierte en un espacio para empoderarlas a nivel individual, asumir responsabilidad de sí mismas y por una hora, alejarse del cuidado de otras personas, ya que en un comienzo, sus narraciones se centran en otros.

Y es así, como un espacio terapéutico, también debe ser un espacio de transformación social y de contribución a disminuir las brechas por género existentes en la actualidad.

Si tiene alguna duda, comentario o desea asesoría profesional en el tema, no dude en contactarnos.

Milena Chacón Retana – Psicóloga/ Código: 7575/ framchar5@gmail.com

 

Anuncios
Etiquetado , , ,

Microviolencias: Pequeñas pero presentes

microviolencia

Como parte de la ideología machista y patriarcal en la que hemos vivido y hemos sido educad@s, tanto hombres como mujeres hemos visto disminuidos nuestros derechos. Recientemente las generaciones más jóvenes han ido cambiando este paradigma, sin embargo aún cuenta con vestigios del pasado, tal como lo son las microviolencias.

Bonino (2003) define las microviolencias como “pequeños e imperceptibles abusos de poder”. Estos son vistos de forma normal y son invisibilizados. Dentro de las relaciones de pareja producen que no haya democracia en la toma de decisiones y que la balanza se incline generalmente hacia el lado de la persona que ejecuta las microviolencias.

Las microviolencias se caracterizan por ser actos en lo cotidiano, que al inicio de las relaciones no son tan evidentes, pero conforme avanza, se hacen más presentes, se vuelven constantes y múltiples.

Es importante destacar que las personas que ejercen microviolencias no siempre lo hacen de forma intencionada y maliciosa, ya que forman parte del aprendizaje social. Bonino indica que son ejecutadas por hombres, sin embargo, a mi criterio, tanto hombres como mujeres en un punto u otro las hemos realizado, y es que tal como nos lo indica Bonino, ¡no nos damos cuenta!

Tipos de Microviolencias

Utilitarias: Se refieren a acciones que no hago, en las que no participo.

Ejemplos:

1-No participar en las labores domésticas, o sobrecargar en una única personas estas labores.

2-Abusar de la capacidad de cuido femenina: Asumir que dado que las mujeres son “expertas” en el cuido de personas, a ellas se les delega el cuido de niños y niñas, de enferm@s y de adult@s mayores. No se pone en tela de juicio si otras personas podrían colaborar al respecto.

Encubiertas: Tal como su nombre lo indica, son microviolencias encubiertas, donde mediante el lenguaje no verbal se evita el espacio de pareja.

Ejemplos:

1-Inclusión de terceros: Llenar el tiempo de pareja siempre con otras actividades, ya sea con amigos, reuniones, videojuegos, televisión u otros.

2-Aislamiento: Evitar el tiempo de pareja, pasando tiempo a solas en un espacio exclusivo de la casa, generando una distancia física.

Coercitivas: La persona usa su fuerza psicológica sobre el otro.

Ejemplos:

1-Control del dinero: Una única persona maneja el dinero, sin permitir al otro ser partícipe o conocer al respecto.

De crisis: Se utilizan cuando el otro miembro de la pareja se está empoderando.

Ejemplos:

1-Pseudoapoyo: La pareja decide emprender un proyecto u otro y en el discurso se le apoya, sin embargo, en la práctica no.

2-Hacerse la víctima: La persona resalta que requiere dedicación y apoyo, sino, no podrá estar bien, situación que no se presentaba antes de que la pareja comenzara su proyecto.

Lo anterior son solo algunos ejemplos de cómo la microviolencia está presente. Tod@s en algún momento las hemos ejercido y hay que ser consciente de que son producto de patrones de crianza tanto de la familia como de la sociedad, sin embargo, si nos vamos especializando en identificarl@s y reconocer que a largo plazo no son productivas en las relaciones entre hombres y mujeres, podremos ir disminuyendo su uso y construyendo equidad en nuestras relaciones y para l@s niñ@s y jóvenes.

Si tiene alguna duda, comentario o desea asesoría profesional en el tema, no dude en contactarnos.

Milena Chacón Retana – Psicóloga/ Código: 7575/ framchar5@gmail.com

Fuentes teóricas:

Bonino, L. (2003). Los micromachismos y sus efectos. Madrid, España.

Etiquetado , , , , ,